Compost como enmienda del suelo: consejos para mezclar compost con suelo


Por: Bonnie L. Grant, agricultor urbano certificado

La enmienda del suelo es un proceso importante para la buena salud de las plantas. Una de las enmiendas más comunes y fáciles es el abono. La combinación de tierra y abono puede aumentar la aireación, los microbios beneficiosos, el contenido de nutrientes, la retención de agua y más. Además, puede hacer el suyo propio en un proceso que ahorra costos y utiliza los desechos de su jardín y de cocina.

¿Por qué utilizar compost como enmienda del suelo?

Mezclar abono con tierra es beneficioso para el jardín. La modificación de la tierra con abono proporciona numerosos beneficios y es una forma natural de mejorar la salud del suelo. Sin embargo, usar demasiado abono como enmienda del suelo puede causar ciertos problemas, especialmente con plantas específicas. Aprenda a agregar composta al suelo en la proporción correcta para optimizar las ventajas de esta enmienda de suelo común.

La mezcla de abono con tierra proporciona nutrientes para las plantas de hoy, pero también mejora la tierra para los años futuros. La enmienda se descompone naturalmente, liberando importantes macro y micronutrientes mientras alimenta los organismos biológicos beneficiosos del suelo. También aumenta la porosidad del suelo y ayuda a conservar la humedad.

Hay muchas otras enmiendas del suelo, pero la mayoría solo proporciona una o dos ventajas, mientras que el compost es responsable de muchos beneficios. El compost mejorará naturalmente la salud del suelo e incluso aumentará los organismos buenos, como las lombrices de tierra.

Cómo agregar abono al suelo

Primero, asegúrese de que su abono esté bien podrido y no contaminado con semillas de malezas.

Algunos expertos recomiendan que el abono se esparza sobre el suelo y no se mezcle. Esto se debe a que la excavación alterará los delicados hongos micorrízicos, que ayudan a las plantas a acceder a los nutrientes de las profundidades de la tierra. Sin embargo, en suelos arcillosos o arenosos, enmendar el suelo con compost mejorará el suelo lo suficiente como para justificar dicha alteración.

Si su suelo tiene una buena textura, simplemente puede esparcir el compuesto sobre la superficie. Con el tiempo, la lluvia, las lombrices y otras acciones naturales arrastrarán el abono a las raíces de la planta. Si está haciendo su propia tierra para macetas, mezcle compost en 1 parte de compost con 1 parte de cada turba, perlita y tierra vegetal.

Una buena regla general sobre el uso de tierra y abono para animar el jardín es no usar más de 7,6 cm (3 pulgadas). Los huertos se benefician de este rango superior a menos que ya haya trabajado en los desechos del jardín de la temporada anterior.

Las camas ornamentales generalmente necesitan menos, mientras que un cultivo de cobertura de otoño de 1-3 pulgadas (2.5 a 7.6 cm) brinda cierta protección para las raíces de las plantas y mantiene la humedad en el suelo. Una aplicación de primavera de solo ½ pulgada (1.3 cm) comenzará suavemente a alimentar las plantas y ayudará a prevenir esas malas hierbas anuales tempranas.

Este artículo se actualizó por última vez el

Leer más sobre Suelos, soluciones y fertilizantes


Que es el abono

El compost está compuesto de materia orgánica en descomposición y contiene una enorme cantidad de organismos beneficiosos que alimentan su suelo. Hay muchas fuentes diferentes de abono que tendrán sus pros y sus contras particulares.

Puede obtener compost de estiércol de animales de granja descompuesto, excrementos de lombrices o un montón de compost tradicional. El abono se puede comprar en bolsas en los centros de jardinería o puede hacer el suyo en casa con restos de comida. Los diferentes sistemas de compostaje se pueden adaptar a todas las condiciones de vida, desde pequeños apartamentos hasta casas de campo. Esta diversidad de fuentes y sistemas de compostaje lo convierte en una fuente de fertilizante segura, accesible y gratuita (en algunos casos).

Los procedimientos para agregar abono varían según la situación, las condiciones de crecimiento y el tipo de suelo. Entonces, saber por qué y cómo mezclar el abono en el suelo lo ayudará a administrar su jardín mucho mejor. Asegúrese de seguir leyendo para saber cómo debe usar el compost en su jardín.


¿Qué pasa si quiero sembrar semillas directamente en el suelo que ya está en mi parcela?

Por supuesto, si no está buscando preparar contenedores, camas elevadas u otras áreas, pero prefiere enmendar una parcela en su patio trasero, ¡puede hacerlo!

Probando su suelo

Para empezar, es muy recomendable que analice su suelo. Al hacerlo, podrá determinar fácilmente lo que falta en su suelo.

Por ejemplo, hicimos una prueba de suelo en una parcela en la que pretendemos plantar directamente. Los resultados mostraron que no había mucha materia orgánica y alto contenido de nitrógeno. Debido a esto, mezclamos abono en la parcela, cubrimos el área con mantillo y plantamos árboles fijadores de nitrógeno alrededor del área.

Una vez que se obtengan los resultados de la prueba, usted también podrá deducir qué beneficiará más a su parcela existente.

Un beneficio adicional de analizar su suelo son los nutrientes descubiertos que están encerrados dentro del suelo. Al descubrir estos tesoros escondidos, podrá agregar otros nutrientes que ayuden a desbloquear el otro del suelo, para que las plantas puedan absorberlo durante su ciclo de crecimiento.

Pero no quiero que me analicen el suelo, ¿qué puedo hacer?

Entonces, quieres saltarte la prueba del suelo y empezar a plantar, ¿eh? Lo entendemos, también nos gusta cultivar cosas y, a veces, pagar por una prueba de suelo simplemente no está en la baraja de cartas o tal vez ya tienes una semana de retraso y solo necesitas colocar las plantas en el suelo. Cualquiera que sea el caso, ¡está bien!

Si prefiere que no se analice el suelo antes de volver a enmendarlo, tiene algunas opciones para preparar los canteros de su jardín para la próxima temporada de siembra.

Para comenzar, agregue un poco de compost fresco donde estará su parcela de jardín. Puede mezclar esto con la tierra si lo desea, pero no es totalmente necesario. Una vez que se agrega el abono, recomendamos agregar mantillo, regar y dejar que el área se "hornee" durante una semana o dos. Después de esto, su parcela de jardín debería estar lista para plantar.

Durante la temporada de crecimiento, solo tenga cuidado con las deficiencias que comiencen a manifestarse. Este será un indicador claro de la falta de otros nutrientes en el suelo. Si nota alguna deficiencia durante la temporada de crecimiento, asegúrese de abordarla lo antes posible; de ​​lo contrario, puede sentirse decepcionado cuando llegue el momento de la cosecha.


Cómo mezclar arena y abono

La jardinería puede ser un asunto complicado, especialmente porque se deben considerar muchos aspectos del suelo. El nivel de ph, la consistencia, la fertilidad y más son aspectos que pueden significar toda la diferencia entre un jardín exitoso y uno fallido. Afortunadamente, existen algunos métodos confiables para mezclar el suelo con éxito. Siguiendo las instrucciones a continuación, usted también puede aprender a mezclar arena y abono.

Elija el tipo de abono adecuado. Un buen abono para uso en jardinería debe descomponerse completamente. Filtre su abono con una rejilla de malla grande, permitiendo que las partículas más pequeñas pasen para su uso como abono. Retire las piezas que no sean de tierra que hayan pasado a través de la malla. Tome compost filtrado más grande y devuélvalo a la pila de compost para descomponerlo aún más.

  • La jardinería puede ser un asunto complicado, especialmente porque se deben considerar muchos aspectos del suelo.
  • El nivel de ph, la consistencia, la fertilidad y más son aspectos que pueden significar toda la diferencia entre un jardín exitoso y uno fallido.

Obtenga la arena correcta para mezclar. No todas las arenas se crean por igual, algunas tienen un gran contenido de cal o sodio que tendrá efectos adversos en la calidad del suelo y la capacidad de crecimiento de las plantas. Elija una arena de calidad hortícola de una tienda de jardinería y botánica. Nunca use arena de un entorno natural a menos que esté seguro de su contenido mineral.

Cree una mezcla de tierra para macetas con arena y abono. El abono rico en nutrientes es un excelente medio de cultivo, especialmente cuando se combina con arena para permitir una aireación adecuada. Vierta el abono en un recipiente grande hasta que tenga aproximadamente una pulgada de profundidad. Agregue otra capa de arena de una pulgada de profundidad sobre el abono. Alterne capas de abono y arena hasta que se use todo. Mezcle las capas entre sí hasta que estén homogéneas.

Combine los dos ingredientes en un suelo rico en arcilla para acondicionarlo para un crecimiento adecuado. Los suelos ricos en arcilla suelen contener mayores cantidades de agua que otras mezclas de suelo. Agregue una parte de arena a cada 10 partes de suelo arcilloso y mezcle hasta que el suelo tenga una textura arenosa. Mezcle el compostaje con la mezcla de tierra arcillosa / arena en una proporción de uno a diez.

Mezcle los ingredientes con las manos. Las cucharas, paletas y palos pueden ser útiles para mezclar, pero la flexibilidad y utilidad de sus manos funcionan mucho mejor. Tire de los materiales hacia arriba y hacia abajo a través de los niveles del suelo para asegurar una mezcla adecuada. Sienta si hay grupos grandes sin mezclar y muélalos en otros materiales entre sus palmas.

  • Combine los dos ingredientes en un suelo rico en arcilla para acondicionarlo para un crecimiento adecuado.
  • Sienta si hay grupos grandes sin mezclar y muélalos en otros materiales entre sus palmas.

Ajuste la inclusión de arena hacia abajo si el compost ya incluye algunas partículas de arena.

Nunca use compost a menos que esté seguro de su acidez. Parte del abono en descomposición puede hacer que el suelo sea demasiado ácido para ser hospitalario.


Ver el vídeo: Como Hacer Composta


Artículo Anterior

Cultivo de bambú en macetas: ¿se puede cultivar bambú en contenedores?

Artículo Siguiente

Plantas de flor de cera: cuidado de la flor de cera de Chamelaucium en los jardines