Bichos en el jardín: las plagas de jardín más comunes a tener en cuenta


Por: Bonnie L. Grant, agricultor urbano certificado

Probablemente hay cientos de insectos que plagan nuestros jardines a diario, pero las plagas más comunes de las plantas parecen causar el mayor daño. Una vez que reconozca estos insectos en el jardín, puede comenzar a tomar medidas para proteger sus plantas con un control efectivo. Aquí hay un resumen de los insectos de jardín problemáticos más comunes para comenzar.

Plagas comunes de las plantas a tener en cuenta

Las plagas voladoras y rastreras están afuera y molestan a sus vegetales, plantas ornamentales y flores. Agujeros en las hojas, hollín, túneles en el suelo, césped amarillo y moribundo, fruta dañada, montículos en el césped… estos son solo algunos de los signos de que su jardín está siendo atacado por algunas de las plagas más comunes del jardín. El tipo de su paisaje dependerá del área en la que viva, pero la mayoría de estos se encuentran en América del Norte.

Plagas de insectos voladores

A todos nos encanta ver a las abejas revoloteando y haciendo su buen trabajo, pero hay otros voladores que no son tan beneficiosos en el jardín. Algunas de las plagas más dañinas de las plantas son:

  • Drosophila de alas manchadas - Parece una mosca naranja. Daña cerezas, frambuesas, moras, arándanos y fresas, así como algunas pepitas.
  • Polilla de la col - No es la polilla la que hace el daño, sino sus larvas. Observarás estas pequeñas polillas blancas en la col rizada, repollo, brócoli, coliflor y otras brassicas donde ponen huevos. Los gusanos de la col posteriores harán un trabajo rápido con estas plantas mientras se alimentan del follaje.
  • Saltamontes - Aunque la mayoría de los saltamontes “saltan” largas distancias, muchos también vuelan. Estos insectos de cuerpo grueso son responsables de algunos de los peores daños a los cultivos jamás registrados.
  • Moscas blancas - Pequeños insectos blancos voladores parecidos a polillas, las moscas blancas son difíciles de controlar en grandes cantidades. También excretan melaza, que atrae a las hormigas y sobre la cual puede desarrollarse la fumagina.

Rastreadores

Muchos de los insectos rastreros que más daño causan son las larvas. Pueden provenir de insectos voladores, excavadores o rastreros, pero su daño suele ser severo. Considere que un insecto adulto puede poner cientos de huevos en una planta y cada uno eclosiona. Eso equivale a hordas de juveniles voraces que atacarán esa planta. Algunos de los insectos más comunes en el jardín que se arrastran son:

  • Pulgones - Vienen en muchos colores y a menudo se encuentran adheridos a las hojas y los tallos de las plantas en masa, los pulgones no solo chupan la savia de las plantas sino que dejan la melaza que conduce al hongo de la fumagina.
  • Escala - Algunos tipos de escamas son estacionarios, pero algunas especies pueden volar. Se ven tal como sugiere su nombre, abrazando los tallos de las plantas de cerca mientras chupan los jugos de savia.
  • Larvas de mosca sierra - Pequeñas larvas parecidas a orugas con un ojo simple a cada lado de la cabeza y una pata en cada segmento del abdomen, estas plagas dejan agujeros o muescas en las hojas y también pueden esqueletizar las plantas en grandes cantidades.
  • Caracoles y babosas - Pregúntale a casi todo el mundo si estos viscosos monópodos no son la pesadilla de su existencia. Tanto los caracoles como las babosas suelen hacer grandes agujeros en las hojas y las plántulas se pueden comer hasta el suelo.
  • Hormigas - Los ejércitos de hormigas pueden pulir frutas y capullos de flores. Si bien a menudo se sienten atraídos por la melaza o el néctar de las plantas, no dañan específicamente las plantas, pero pueden indicar la presencia de insectos chupadores de savia como los pulgones.
  • Tijeretas - Son una mezcla de lo bueno y lo malo, ya que también se alimentan de pulgones y otros insectos problemáticos del jardín. Pero las tijeretas también dañan las flores y los vegetales con su alimentación.
  • Barrenadores - Los barrenadores de todo tipo, especialmente los barrenadores de la calabaza y los barrenadores del melocotón, excavan en el tejido vegetal. Atacan hortalizas, ornamentales e incluso árboles.
  • Ácaros araña - Los adultos vuelan pero los juveniles se mueven con el viento y las finas redes que tejen. Los ácaros causan daños similares a los pulgones con un extenso punteado de hojas.

Controlar las plagas comunes del jardín

Muchas plagas del jardín se esconden en los restos de plantas. Limpiar la basura alrededor de la propiedad limita los escondites de muchos insectos.

El bórax esparcido alrededor de los hormigueros mata a la colonia, mientras que la tierra de diatomeas desgarra los suaves vientres de babosas y caracoles.

Los insectos voladores y los que viven en las plantas sucumbirán a las frecuentes pulverizaciones de aceites y jabones hortícolas. También hay muchas fórmulas químicas enumeradas para los errores más comunes si prefiere seguir ese camino.

La clave para prevenir infestaciones importantes es la vigilancia. Mire las plantas a diario y comience los tratamientos de inmediato.

Este artículo se actualizó por última vez el


Un boletín mensual de NParks sobre temas de conservación, estilo de vida, mascotas y consejos de jardinería.

Las plagas son organismos que causan daños o lesiones a las plantas. Generalmente, pueden ser insectos, patógenos como hongos, bacterias y virus y nematodos parásitos de plantas. Aquí hay cinco plagas de insectos comunes de las plantas comestibles. Obtenga más información sobre ellos y cómo puede mantener su jardín a salvo de su ataque.

1. Pulgones

Los pulgones son chinches chupadores de savia que son pequeños y tienen forma de pera. Pueden ser de color verde, amarillo, marrón rojizo o negro. Si se dejan desatendidos por un cierto período de tiempo, los pulgones pueden debilitar una planta entera, causando un crecimiento atrofiado o incluso la muerte. También propagan muchas enfermedades virales de las plantas.

Plantas vulnerables
Hortalizas de hoja y hortalizas de fruto como frijoles, berenjena, chile, dedo de dama y tomate.

Síntomas
Las hojas y los tallos infestados se curvan hacia abajo y los frutos en desarrollo pueden deformarse. Las hojas, los tallos y los frutos se ven pegajosos y pueden cubrirse de hollín.

Medidas preventivas y de control
Revise regularmente sus plantas en busca de pulgones en la parte inferior de las hojas y los brotes terminales que puedan estar distorsionados o rizados. Evite la fertilización excesiva, ya que esto puede fomentar un mayor brote de áfidos.

2. Caracoles de punzón

Comúnmente conocido como caracoles punzón, Alopeas los caracoles tienen un cuerpo amarillo y una concha alargada. Los caracoles punzones se encuentran generalmente en grandes cantidades. Se encuentran comúnmente en áreas húmedas y sombreadas de invernaderos, en restos de hojas, debajo de piedras y en el suelo debajo de los pastos.

Plantas vulnerables
La mayoría de las verduras de hoja y de frutas como el calabacín.

Síntomas
Los caracoles punzón comen hojas, brotes y flores, creando agujeros.

Medidas preventivas y de control
Requiere un enfoque de gestión integrado, incluida la selección y plantación de material de vivero no infectado y la eliminación manual de los caracoles.

Las orugas de la polilla Diamondback son comunes y están muy extendidas en climas cálidos y secos. Son de color marrón claro a verde. Cuando se les molesta, se retuercen rápidamente y caen de las hojas sobre hilos de seda que utilizan para volver a trepar.

Plantas vulnerables
La mayoría de las Brassicas frondosas, como bai cai, caixin, kalian, berros y xiao bai cai.

Síntomas
Las hojas afectadas pueden ser esqueletizadas por las orugas, que se alimentan vorazmente en su última etapa.

Medidas preventivas y de control
Se pueden usar redes para cubrir plantas susceptibles. La rotación de cultivos con plantas que no sean Brassica, como bayam, kangkong o cebollas, puede ayudar a romper el ciclo de vida de los insectos. Además, las hojas infestadas pueden albergar larvas o huevos. Deseche los desechos y no los use como abono para evitar la reintroducción a nuevas plantas.

Las larvas del minador de hojas se alimentan de las hojas, creando túneles en los senderos de la mina. Los mineros de hojas más comunes presentes en Singapur son Liriomyza sativae y L. trifolii.

Plantas vulnerables
La mayoría de las verduras de hoja y de frutas, incluidos los frijoles, el dedo de dama y el guisante de olor.

Síntomas
Las hojas infestadas tienen senderos de extracción de hojas translúcidos.

Medidas preventivas y de control
Las hojas infectadas deben eliminarse físicamente. Rote los cultivos con vegetales de hoja no susceptibles, como el bayam o el kailan. También se pueden utilizar trampas adhesivas amarillas para atrapar las moscas adultas.

Los escarabajos pulgas adultos son pequeños insectos nocturnos que se alimentan vorazmente de vegetales de hojas jóvenes.

Plantas vulnerables
Principalmente verduras de hoja del género Brassica.

Síntomas
Se pueden encontrar agujeros redondos en las hojas infectadas y las plantas pueden mostrar un crecimiento reducido.

Medidas preventivas y de control
Retire las plantas infestadas del jardín. Como los insectos pueden haber puesto huevos en el suelo, es aconsejable reemplazar también los 10 a 15 cm superiores del suelo existente. Se pueden plantar "cultivos trampa", como la mostaza y el rábano, como plantas amortiguadoras para alejar a los escarabajos de las pulgas de las principales verduras de hoja. La rotación de cultivos con vegetales de hoja como el bayam y el kangkong puede ayudar a romper el ciclo de vida de los escarabajos pulgas.

(1) Mantenga limpio su jardín
Elimine las fuentes de plagas para reducir su presencia. Por ejemplo, elimine las plantas muertas, enfermas e infestadas de insectos y pode las ramas muertas y enfermas. Después de podar, desinfecte sus herramientas en una solución de lejía al 5% antes de usarlas en una nueva planta huésped.

(2) Mantener la salud de las plantas
Las plantas sanas suelen resistir mejor las plagas. Promueve un buen crecimiento regando tus plantas adecuadamente y siguiendo un régimen de fertilizantes. Asegúrese de que haya suficiente ventilación y drenaje del suelo, para reducir la humedad excesiva y evitar crear condiciones que puedan favorecer el desarrollo de enfermedades.

(3) Cultivar variedades de plantas con fuerte resistencia
Elija plantas y variedades resistentes para su jardín y plante una variedad de tipos de plantas para que sea menos probable que ciertos tipos de plagas se propaguen por el jardín.

(4) Adoptar un programa de manejo integrado de plagas
Para la prevención de plagas a largo plazo, considere usar una combinación de controles, como

- Fomentar los enemigos naturales de las plagas
Permita que los depredadores naturales de las plagas del jardín prosperen minimizando el uso de pesticidas. Las avispas, hormigas, arañas, crisopas, mariquitas y pájaros ayudan a controlar las poblaciones de plagas.

- Utilice formas mecánicas de control de plagas.
Cree barreras físicas para evitar que entren plagas, como plantar dentro de una estructura de red y envolver frutas. Para ayudar a eliminar plagas como moscas blancas, pulgones y trips, use trampas adhesivas y / o feromonas. También se pueden usar señuelos químicos para atraparlos.

(5) Use pesticidas solo cuando sea necesario
Use pesticidas solo cuando sea necesario para contrarrestar problemas graves con plagas. Identifique la plaga para que se puedan utilizar los productos químicos adecuados para contrarrestar el problema de forma eficaz.

Aprendiendo más
¿Quiere empezar a cultivar un huerto? Únase a nuestros programas Community in Bloom o forme su propio grupo de interés en jardinería. Si desea involucrar a toda la familia, únase a nosotros en nuestro Día del jardinero mensual y conozca a otros entusiastas de la jardinería, participe en talleres ecológicos y compre nuevas plantas.

Para obtener más recursos de jardinería, incluidos videos instructivos y consejos para cuidar sus plantas, haga clic aquí.

¿Cómo puede hacer que su jardín sea más acogedor para las abejas? Aprende más aquí.

Para obtener más información sobre la flora y la fauna que se encuentran en Singapur, visite Flora and Fauna Web.


Texto compilado por Felix Siew


Introducción a los insectos de jardín: Conozca los grupos comunes de plagas de insectos de jardín y sus signos asociados de daño a las plantas

Por Bruce Wenning

Hay 31 órdenes de insectos, pero de esas sólo 11 órdenes contienen plagas económicamente importantes de árboles, arbustos, plantas de jardín, césped, cultivos de hortalizas, madera y fibra. La mayor parte de los daños causados ​​por insectos a las plantas de jardín que afectan a los encargados del mantenimiento de jardines ya los diseñadores de jardines se concentran en solo siete órdenes.

La familiaridad con las plagas de insectos de plantas perennes y anuales de jardín y los insectos beneficiosos asociados puede ser importante para los diseñadores de paisajes ecológicos porque este conocimiento puede influir en la disponibilidad de polinización de plantas de jardín, la selección y ubicación de plantas y otras consideraciones pertinentes al diseño ecológico de bajo mantenimiento.

Familiarizarse con las plagas de insectos puede ser una tarea abrumadora. Como se mencionó anteriormente, la mayoría de las plagas de insectos de jardines y paisajes se encuentran en solo siete órdenes (es decir, grupos taxonómicos específicos de especies). Este artículo presenta algunas características importantes del orden de los insectos y ejemplos de señales de daño de plagas comunes que se ven con frecuencia en plantas de jardín leñosas y herbáceas.

Breve clasificación de artrópodos

A continuación se muestra una breve (no completa) lista taxonómica de los artrópodos de jardín y otros invertebrados más comunes. grupos habitando jardines. Este artículo se centrará en los grupos más grandes y los daños asociados a las plantas. Solo ciertas especies de cada grupo (es decir, orden) se presentarán como ejemplos. Todas las especies discutidas son parte del filo Arthropoda enumerado en Borer, Triplehorn y Johnson (1989).

Filo: Arthropoda (pie articulado). Artrópodos

Subfilo: Chelicerata. Tiene seis pares de apéndices. El primer par son quelíceros, el resto tiene forma de pierna.

Clase: Arachnida. (Las arañas, los cosechadores y los ácaros adultos tienen ocho patas)

Orden: Opilliones (cosechadores - Daddy-Longlegs)

Orden: Acari (ácaros y garrapatas). Algunos ácaros son plagas de plantas.

Subfilo: Crustáceos. Crustáceos

Clase: Malacostraca

Subfilo: Atelocerata

Clase: Diplopoda. Milpiés (tienen 30 pares de patas o más)

Clase: Chilopoda. Ciempiés (tienen 15 o más pares de patas)

Clase: Pauropoda. Paurópodos (tienen nueve pares de patas)

Clase: Symphyla. Symphylans (tienen de 10 a 12 pares de patas)

Clase: Hexapoda. Insectos (seis pies) - Los insectos se dividen principalmente en órdenes sobre la base de la estructura del ala del adulto; las piezas bucales; otras características corporales de los adultos y / o larvas, como la estructura de las antenas y las patas, el número y disposición de las cerdas, y otros detalles morfológicos y el tipo de metamorfosis. Los insectos tienen tres regiones corporales (cabeza, tórax y abdomen), antenas y seis patas.

Filo: Mollusca. Las babosas y los caracoles se mencionan aquí porque algunos son plagas en los jardines.

Breve morfología y desarrollo de plagas de insectos

Primero, saquemos del camino algo de fisiología básica y desarrollo. Los insectos tienen tres regiones corporales distintas: cabeza, tórax y abdomen.

  • La cabeza es sensorial que contiene la boca para alimentarse, las antenas para la detección química y los ojos (o complejo ocular) para la detección de luz y la percepción limitada de imágenes.
  • La tórax es la región de los músculos principales para el movimiento de piernas y alas. Las piernas y las alas siempre están conectadas al tórax en todos los insectos.
  • La abdomen funciones en la reproducción, digestión, eliminación de desechos y respiración. Así es, los insectos respiran a través de su abdomen a través de espiráculos (pequeñas aberturas en el abdomen para la entrada de oxígeno) (Borer et al, 1989).

Figura 1. Plano corporal de un insecto adulto.

La Figura 1 ilustra el plano corporal de un insecto adulto utilizando el saltamontes como modelo. Note que las alas cubren el abdomen. Para todos los insectos adultos alados, las alas cubren o cubren parcialmente el abdomen, excepto las libélulas (Odonata), que mantienen sus alas alejadas del cuerpo en reposo.

Metamorfosis

Metamorfosis es el término utilizado para el desarrollo de insectos desde el huevo hasta el adulto. Cuando un huevo de insecto eclosiona, la larva resultante (o inmaduro) se alimenta, crece y, en poco tiempo, para la mayoría de los insectos, se convierte en adulto. Nuevamente, este crecimiento y desarrollo gradual desde el huevo hasta el adulto se conoce como metamorfosis.

Hay dos tipos principales de metamorfosis de insectos: simples y completas, como se ilustra en la Figura 2.

Figura 2. Ejemplos de metamorfosis completa e incompleta.

En metamorfosis simple o incompleta, el insecto progresa de huevo a larva o ninfa y luego a adulto. La etapa larvaria se alimenta como el adulto (y de la misma planta huésped), pero es más pequeña, carece de alas completamente desarrolladas y no puede reproducirse. Solo los adultos son capaces de reproducirse. La figura 3 ilustra este tipo de metamorfosis.

Figura 3. Metamorfosis incompleta (simple).

En metamorfosis completa, un insecto progresa de huevo a larva, a pupa y luego a adulto. La Figura 4 ilustra cómo la larva es muy diferente en apariencia a la del adulto. La etapa extra del desarrollo llamada crisálida permite un desarrollo más complejo del insecto en la etapa adulta. Un insecto en su etapa de pupa es muy diferente de la etapa larvaria en tamaño, hábitat ocupado, hábito, apariencia y plantas alimenticias hospedantes (en la mayoría de los casos) (Borer et al, 1989). La pupa no se alimenta.

Figura 4. Metamorfosis completa de una mariposa.

Por ejemplo, las mariposas (orden Lepidoptera) experimentan una metamorfosis completa: huevo, larva, pupa, adulto. La Figura 5 muestra esta mariposa adulta emergiendo de su caja de pupa. En los lepidópteros (mariposas y polillas), las orugas son la etapa larvaria que son "máquinas devoradoras" de las hojas de las plantas, pero los adultos se alimentan de néctar. Los escarabajos (Coleoptera) también sufren una metamorfosis completa. El gusano blanco, chafer europeo (Rhizotrogus majalis) se alimenta de las raíces del césped y devasta el césped de la casa si no se controla, pero el adulto rara vez daña las plantas (Vittum, Villani y Tashiro, 1999). Comprender la metamorfosis de las plagas de insectos es importante para identificar las opciones y técnicas de control de plagas.

Figura 5. La mariposa adulta emerge de su caja de pupa.

Las etapas larvarias en ambos tipos de metamorfosis tienen varias etapas de crecimiento llamadas estadios.

Las principales órdenes de plagas y los signos asociados de daños a las plantas

Las plagas de insectos que se encuentran con mayor frecuencia en las plantas de jardín anuales y perennes se encuentran en siete grupos de insectos o insectos pedidos sin embargo, hay muchas especies en cada orden. Por ejemplo, en el orden Coleoptera (escarabajos), hay muchas especies de plagas de plantas, así como especies de depredadores y descomponedores. Las plagas de insectos en los órdenes presentados aquí producen un daño vegetal característico con pocas similitudes entre los órdenes. Se anotarán daños similares a la planta causados ​​por diferentes pedidos.

Pedido: Thysanoptera (Trips)

La mayoría de las especies de trips se alimentan de plantas. Algunos trips son plagas de hojas y flores. Son insectos diminutos (un milímetro de ancho y de tres a cuatro milímetros de largo) y móviles con cuerpos delgados en forma de torpedo. (Consulte la Figura 6). Pueden ser difíciles de ver sin una lupa o un microscopio. En los adultos pueden estar presentes o ausentes cuatro alas. Si están presentes, tienen flecos. Las piezas bucales son del tipo raspador-succionador. La metamorfosis es más compleja para los insectos en este orden que para los insectos en los otros órdenes que se presentan a continuación y es entre simple y completa porque el tercer estadio es una prepupa y el cuarto estadio es la pupa. (Ver Figura 7). Cuando las poblaciones de trips son grandes, las plantas pueden dañarse gravemente porque las larvas y los adultos se alimentan de la misma planta huésped al mismo tiempo.

Figura 6. Los trips son pequeños y difíciles de ver sin ayuda.

Figura 7. Ciclo de vida de los trips.

Figura 8. Daño de los trips a la petunia.

Daño: Los trips causan daños en las yemas de las flores y las hojas, ya que se alimentan de los fluidos celulares de las flores y las hojas. La Figura 8 ilustra el daño de los trips a las petunias. Gran parte del daño se produce mientras las hojas y / o flores están en la etapa de brote y, a medida que se despliegan, los pétalos y las hojas muestran una distorsión física. (Consulte la Figura 9.) Las flores también pueden mostrar rayas marrones (cicatrices en los pétalos) y las hojas y los pétalos pueden aparecer distorsionados con manchas blancas marrones o plateadas. Las plantas de rosas y peonías son susceptibles a los trips de las flores (Frankliniella tritici), así como a otras especies de plagas (Pirone, 1978). La figura 10 muestra cicatrices de pétalos en una rosa. La Figura 11 muestra el daño por motas blancas en el tomate debido a que los trips se alimentan de las hojas. Los excrementos fecales están presentes con frecuencia.

Figura 9. El daño de los trips en la etapa de yema provoca la distorsión de las hojas.

Figura 10. Daño de los trips a los pétalos de rosa.

Figura 11. Daño de trips en planta de tomate.

La partenogénesis (el huevo se desarrolla sin fertilización masculina) ocurre en muchas especies, incluidos los trips (Borer et al, 1989 Carr, 1979). La partenogénesis es importante en la resistencia a los insecticidas en respuesta al uso excesivo de insecticidas venenosos para los nervios. Cuando se usa repetidamente un insecticida como único método de control, la resistencia a ese compuesto aumenta hasta el punto de que alguna progenie del padre resistente ahora es resistente al insecticida. La partenogénesis permite que más descendientes o todos los descendientes muestren resistencia a los insecticidas. En otras palabras, una hembra resistente a insecticidas puede dar a luz a muchas crías resistentes, y así sucesivamente.

Los trips son principalmente un problema de invernadero y se monitorean usando tarjetas adhesivas de color amarillo, blanco o azul. La Figura 6 muestra cuán pequeños son estos insectos en comparación con un mosquito y una moneda del hongo. Puede heredar un problema de trips al comprar plantas cultivadas en vivero. Los trips pueden transmitir el virus del marchitamiento manchado a varias plantas vegetales y ornamentales (Powell y Lindquist, 1992). Por tanto, ¡cuidado!

Hay algunas especies depredadoras de otros insectos pequeños, ácaros y otros trips (Carr, 1979). Afortunadamente, los trips son un problema menor en el paisaje, o al menos la mayor parte del tiempo.

Pedido: Homópteros (Pulgones, escamas, adelgidos, cochinillas, psílidos, moscas blancas, saltahojas y cigarras)

Todos los insectos homópteros se alimentan de plantas y son la plaga de plantas que los jardineros encuentran con mayor frecuencia. Los pulgones, escamas, cochinillas, adelgidos, psílidos y moscas blancas son las plagas más reconocibles que infestan las plantas de este grupo.

Los insectos del orden Homptera presentan diferencias físicas. Por ejemplo, la mayoría de las especies tienen alas, pero algunas no tienen alas y los insectos escamosos machos tienen solo un par de alas. Vienen en una variedad de tamaños. Las cigarras son algunas de las especies más grandes en este orden. La Figura 12 muestra una cigarra adulta y una ninfa juntas para comparar el tamaño.

Figura 12. Cigarra adulta y ninfa.

Figura 13. Las piezas bucales de las cigarras son una buena representación de las piezas bucales de los homópteros en general.

Los miembros de esta orden también comparten una serie de características comunes. Sus piezas bucales son perforantes-chupadoras y se originan en la parte posterior de la cabeza (Figura 13), sin embargo, algunas se alimentan de hojas de plantas mientras que otras, como la cigarra en etapa de ninfa y algunas especies de pulgones, se alimentan de raíces. Los insectos homópteros sufren una metamorfosis simple: huevo, ninfa, adulto. La etapa de ninfa, en la mayoría de los casos, se parece al adulto, excepto que es más pequeña, no tiene alas y no puede reproducirse. Un insecto homptera, el pulgón, tiene mucho éxito en la reproducción. La mayoría de las especies de pulgones pueden producir crías vivas (Figura 14). Una vez que una planta está infestada, las ninfas y los adultos se alimentan de la misma planta al mismo tiempo. Es por esto que el control de plagas de homopteranos no debe ignorarse cuando la población es grande en una sola planta. La partenogénesis ocurre en muchas especies (Borer et al, 1989).

Figura 14. Pulgón dando a luz a crías vivas.

Figura 15. Los adultos homópteros sostienen sus alas como un techo, no planas, sobre sus cuerpos.

Los adultos homópteros tienen cuatro alas que sostienen como un techo sobre el cuerpo en reposo. (Consulte la Figura 15.) Las partes de la boca se denominan perforar-chupar debido a los estrechos estiletes o estructuras en forma de aguja, que forman un tubo eficaz para perforar las células y los tejidos de las plantas para la absorción de la savia de las plantas. Las piezas bucales de los homópteros son muy eficaces para transmitir algunas enfermedades de las plantas, en particular los virus. Este orden está estrechamente relacionado con los insectos de los hemípteros (Borer et al, 1989).

Figura 16. Daño del psílido al boj.

Daño: El daño típico de las plantas por los insectos homópteros se produce en las hojas. Cuando los pulgones se alimentan de las hojas, se arrugan y comienzan a amarillear y se denominan cloróticas (por ejemplo, destrucción de la clorofila). Los psílidos (que se muestran en la Figura 16) provocan un efecto de ahuecamiento de las hojas en el boj. Los muchos insectos escamosos que se alimentan de tallos y hojas pueden provocar un aumento del amarillamiento de las hojas y atrofiar el crecimiento de la planta. Los pulgones, las escamas, las moscas blancas y muchos saltahojas producen un excremento azucarado llamado "rocío de miel" mientras se alimentan. La melaza resultante es colonizada por un moho que vuelve negra la melaza pegajosa y se conoce comúnmente como hollín. (Ver Figura 17.) La presencia de fumagina en las hojas, la corteza y los objetos cercanos al árbol o grupo de plantas infestados es un signo revelador de estos insectos homópteros. Otro signo revelador de la combinación de melaza y hollín o simplemente melaza es la aparición repentina de hormigas y avispas que se alimentan de la sustancia azucarada.

Figura 18. Agalla de la hoja de hamamelis.

Algunos pulgones pueden producir agallas. La Figura 18 muestra el pulgón de la agalla de la hoja de hamamelis (Hormaphis hammamelidis) que forma una hiel de forma cónica en la superficie superior de la hoja del hamamelis. Hay varias especies de pulgones que se alimentan de tallos de plantas herbáceas de jardín, pero causan poco daño. La Figura 19 muestra pulgones de tallo amarillo en algodoncillo.

Figura 19. Pulgones de tallo amarillo.

Los salivazos, a veces llamados saltamontes (Cercopidae), se alimentan de una variedad de árboles, arbustos y pastos. Las ninfas producen espuma o saliva blanca y burbujeante sobre sus cuerpos (Borer et al, 1989). Cuando vea rocío de miel y masa de saliva, piense en Homoptera.

La alimentación prolongada con homopteranos provoca un extenso rizado, fruncimiento, amarilleamiento, caída prematura de las hojas y retraso en el crecimiento de toda la planta en poblaciones altas de plagas. Si no se controlan, las plagas en este orden pueden causar graves daños a las plantas. Las poblaciones pueden aumentar rápidamente. Los insectos son visibles a simple vista y se agrupan en brotes, hojas y tallos, según la especie de planta hospedante. Por ejemplo, el adelgido lanudo de cicuta (Adelges tsugae) que se muestra en la Figura 20 coloniza las puntas de las ramas (crecimiento joven) en la base de la aguja, insertando sus piezas bucales perforadoras-chupadoras en los tallos para la absorción de la savia. Una plaga grave de la cicuta oriental (Tsuga Canadensis), sin las medidas de control adecuadas, el adelgido lanudo puede acumularse rápidamente y provocar el amarillamiento de las hojas (agujas), el pardeamiento, la caída prematura de las hojas y la eventual muerte del árbol.

Figura 20. Masa de huevo de clara de Adelgid lanudo de cicuta.

Figura 21. Escama de homópteros en espino.

Hay muchas especies de escamas que infestan plantas leñosas y herbáceas. La figura 21 muestra la escala de un espino. Esta escala aparece como una protuberancia de forma ovalada. La escama de Euonymus es común en el paisaje y causa el amarillamiento de las hojas y el crecimiento atrofiado. La figura 22 muestra esta escala de color blanco en hojas de euonymus.

Figura 22. Escala de euonymus.

La Figura 16 muestra la distorsión de ahuecamiento de las hojas causada por el psílido del boj (Psylla buxi). Esta pequeña ninfa de color gris ataca el suculento y joven crecimiento. El adulto verde tiene alas claras y rara vez se ve.

He visto una amplia coloración amarillenta de la aguja en Taxus (tejo) debido a la cochinilla taxus (Dysmicoccus wistariae) a la que le gusta la protección de un follaje denso, que proporciona sombra y mayor humedad a estos insectos de cuerpo blando de color blanco. Los recolectores o las “arañas” de patas largas aparecen en mayor número en los tejos con infestaciones de cochinilla taxus. Los recolectores son depredadores y posiblemente se alimentan de esta plaga. Los cosechadores también se alimentan de algunos insectos escamosos.

Hay varios insectos depredadores que se alimentan de pulgones y cochinillas. Una es la "abeja imitadora" o mosca flotante (Diptera: Syrphidae) que se ve comúnmente en macizos de flores. Esta larva de dípteros ataca a los pulgones, pero la mosca adulta se alimenta de néctar (Borer et al, 1989: Carr, 1979). Las cochinillas, pulgones y escamas son depredadas por mariquitas (Coleoptera: Coccinellidae) y larvas de crisopas (Neuroptera: Chrysopidae y Hemerobiidae) (Borer et al, 1989: Carr, 1979). Algunos otros depredadores también atacan a las plagas de homópteros.

Figura 23. Los insectos verdaderos mantienen sus alas planas sobre el cuerpo en reposo.

Pedido: Hemiptera (Los verdaderos errores)

Los insectos en este orden se denominan bichos verdaderos y tienen cuatro alas. sostenido plano sobre el cuerpo en reposo como se muestra en la Figura 23. La Figura 24 ilustra algunos representantes comunes que puede reconocer de sus esfuerzos de jardinería. Las alas delanteras tienen una porción basal gruesa y coriácea y una porción apical (punta) membranosa. Las alas traseras son completamente membranosas. Algunas especies no tienen alas. Las piezas bucales son de tipo perforador-chupador, segmentadas y unidas en la parte frontal de la cabeza. La metamorfosis es simple y la mayoría tiene cinco estadios ninfales (Borer et al, 1989 Carr, 1979). Vuelva a consultar la Figura 2.

Figura 24. Hemípteros comunes. Algunas son plagas de jardín, otras no son plagas y algunas son acuáticas.

Varios hemípteros son plagas de plantas que se alimentan de la savia de las hojas de las plantas. El daño de las hojas es evidente como un moteado o punteado que causa manchas claras u oscuras según la planta hospedante (Figura 25). La alimentación continua da lugar a un debilitamiento del tejido foliar llamado bronceado. Tocar las plantas infestadas hará que los insectos de las plantas se dispersen saltando o volando rápidamente.

Figura 25. Los hemípteros se alimentan de la savia de las hojas de las plantas y producen manchas de color claro. Aquí se muestra el daño a la cereza.

Algunas plagas reconocibles en este orden son el chinche (Blissus leucopterus), una plaga común del césped que se alimenta de las hojas de la hierba y el insecto del cordón rododendro (Estefanitis rododendro) que se alimenta de hojas de rododendro.

Los insectos de encaje de rododendro, azalea y andrómeda también son comunes en el paisaje. Los adultos tienen una morfología de alas que se asemeja a la tela de encaje. Vea la Figura 26. El daño por alimentación aparece primero como puntos (puntos de alimentación) en la parte inferior de las hojas, y la alimentación continua de estos insectos conduce a hojas amarillentas. A medida que aumentan las poblaciones de alimento, el daño de las hojas se vuelve más severo, lo que hace que las hojas muestren manchas en la superficie que se vuelven de color blanco pálido o amarillo, y algunas especies de plantas muestran curvaturas y caída de las hojas.

Figura 26. Las chinches de encaje reciben su nombre de la morfología de sus alas.

Otros hemípteros de plagas de jardín son el insecto de la planta de cuatro líneas (Poecilocapsus lineatus) que se alimenta de menta, grosellas y grosellas y del insecto vegetal deslustrado (Lygus lineolaris) que se alimenta de muchas frutas y hortalizas, así como del aster de China (Callistephus), dalia, gladiolos, impatiens, salvia, viburnum y zinnia, por nombrar algunos objetivos (Carr, 1979 Pirone, 1978).

La chinche de semillas de coníferas occidentales hemípterosLeptoglossus occidentalis) es un invasor doméstico frecuente en otoño y se considera una plaga molesta. Se siente atraído por el calor en los días fríos de otoño, especialmente en las casas blancas.

Algunos hemípteros son insectos de jardín beneficiosos. Hay varias especies de insectos asesinos (Reduviidae), que se alimentan de una variedad de plagas del jardín. El diminuto error pirataOrius sp.) se alimenta de pulgones, trips y ácaros (Carr, 1979). La Figura 27 muestra a este depredador alimentándose de trips.

Figura 27. Un insecto pirata adulto se alimenta de trips.

Pedido: Dípteros (Verdaderas moscas)

Los insectos de este orden tienen un par de alas. Mientras que otros insectos tienen alas traseras, las especies de Diptera tienen estructuras en forma de protuberancias llamadas halterios que funcionan como órganos de equilibrio. Los halteres permiten a las moscas maniobrar muy rápidamente en vuelo, lo que las hace casi imposibles de atrapar. Las piezas bucales de los adultos varían según la especie y pueden chuparse, limpiarse con esponja, perforar o lamer. Las partes bucales de las larvas tienen forma de gancho o mastican. Las larvas generalmente se llaman gusanos y son blancas, sin patas y con forma de gusano. Los dípteros experimentan una metamorfosis completa. Consulte la Figura 2 (Borer et al, 1989 Pirone, 1978).

Las plagas comunes de las plantas dípteros se alimentan como larvas de tejidos vegetales en jardines y huertos. Algunos son minadores de hojas y se consideran una plaga estética. Otros, como los barrenadores del tallo, la fruta y las raíces, son más graves. Algunos causan agallas.

El gusano de la manzanaRhagoletis pomonella) se alimenta de manzanas, ciruelas, cerezas y arándanos y puede ser económicamente perjudicial para estos cultivos. Las larvas perforan los frutos causando que se distorsionen o sean de tamaño insuficiente, o que desarrollen problemas de descomposición por hongos o bacterias (Carr, 1979 Borer et al, 1989).

Mineros de hojas (Liriomyza spp.) hacen túneles de alimentación o minas entre la superficie superior e inferior de las hojas de muchas plantas de jardín leñosas y herbáceas y cultivos de hortalizas. El daño rara vez mata a la planta. Los mineros de hojas se consideran una plaga estética para las personas que encuentran antiestéticas sus minas serpentinas. Me gusta cómo lucen.

Minador de hojas de aceboPhytomyza ilicis) and the native leaf miner (P. ilicicola) attack Ilex (holly) and make blotches and serpentine mines on leaves (see Figure 28). Adult females deposit eggs in the lower leaf surfaces (Pirone, 1978). Leaf drop can occur when blotches are large on individual leaves.

Figure 28. Holly leaf miner damage.

There are some fly pests of economic importance in farming, such as the onion maggot (Hylemya antiqua) and pepper maggot (Zonosemata electa) (Carr, 1979).

There are several dipteran beneficials that are predatory on homopteran pests such as aphids, mealybugs, and other soft bodied insects. The most obvious to gardeners is the hover fly (Syrphidae), sometimes called “bee mimics” because of their black and yellow abdominal markings (shown in Figure 29). Hover fly larvae are predatory, but the adults feed on nectar. Many hover fly maggots hide on leaves and twigs to feed on aphids.

Figure 29. Adult hover fly.

Robber flies (Figure 30) are another important predatory group in the Diptera order. Robber flies (Asilidae) are robust, fast moving flies that prey on many insects. Adults fly and attack very quickly. They are known to feed on other flying insects such as leafhoppers, butterflies, true bugs, and beetles. Larval robber flies have been observed attacking white grubs (Coleoptera) in soil and grasshopper (Orthoptera) eggs (Carr, 1979 Borer et al, 1989).

The most well-known dipteran predatory group is flies in the family, Tachinidae. Tachinid flies feed as larvae on other insects particularly, caterpillars, sawflies, true bugs, beetles, and grasshoppers (Carr, 1979 Borer et al, 1989). Notably, the tachinid Istocheta aldrichi attacks the Japanese beetle adult. This fly (adult parasitoid) attaches one egg about 1mm in diameter to the thorax of an adult beetle and within 24 hours, the egg hatches. The maggot that is released into the beetle’s body devours the internal organs, slowly killing the beetle (Vittum et al, 1999). In July and August you may see this white egg on an adult Japanese beetle thorax. Tachinid flies are important in natural biological control.

Order: Lepidoptera (Butterflies and Moths)

This is the order that most insect novices are familiar with. Insects in this order have complete metamorphosis. (Refer to Figure 31). Additionally, the larvae and adults have different feeding hosts, habits, and mouthparts. Larvae are mostly leaf chewers, and some are leaf miners, gall makers, and borers into herbaceous stems, fruits, and wood (Borer et al, 1989). The mouthparts of the larvae (caterpillars) are the chewing type. Caterpillars can be found feeding on a huge variety of plants. On the other hand, the mouthparts of the adults are modified tube-like structures for sucking up plant juices/compounds (e.g. nectar). Adult butterflies and moths are not the leaf chewers and feeders, their larvae (caterpillars) are (Borer et al, 1989).

Figure 31. A. Coleoptera B. Lepidoptera.

The larvae in this order are capable of producing silk. According to Borer, et al (1989), the larval silk glands are modified salivary glands which many species use to tie and roll leaves together, construct silken structures of various types to feed and for protection (e.g. tent caterpillars and webworms).

Damage: Plant damage is common to leaves being fed upon by the larvae. Common lepidopteran garden and landscape pests are the winter moth (Operophtera brumata), gypsy moth (Lymantria dispar), eastern tent caterpillar (Malacosoma americanum), forest tent caterpillar (M. disstria), fall webworm (Hyphantria cunea), and tomato hornworm (Manduca quinquemaculata). There are also lepidopteran leaf miners, such as the white oak leaf miner, shown in Figure 32.

Figure 32. White oak leaf miner.

In general, lepidopteran larvae consume leaves differently depending on their size (age). For example, larger (later instar) caterpillars will feed on leaf edges and work their way towards the center of the leaf without consuming many major leaf veins. Smaller (young or early instar) larvae will make holes in the leaf, and as they increase in size they will start consuming leaf edges as shown in Figure 33.

Figure 33. Leaf damage from lepidopteran larvae includes holes as well as ragged leaf edges.

The leaf damage caused by the winter moth demonstrates this feeding behavior. Winter moth larvae enter leaf buds of trees (maples, oaks, ash, etc) and feed on the tightly packed buds. As the leaf buds unfurl, the growing larvae continue to feed and begin consuming the leaf edges, moving closer to the leaf center to consume most, if not all, of the leaves.

Without careful inspection, leaf damage caused by some adult beetles (Coleoptera) can be confused with leaf damage caused by caterpillars (Lepidoptera).

Many species of butterflies are important pollinators of perennial and annual garden plants.

Order: Coleoptera (Beetles)

Insects in this order are known as beetles and are very recognizable to the gardener. Adult beetles have four wings, but the front wings are called elytra and serve as protective sheaths or coverings for the membranous hind wings, which are used for flying. Mouthparts are chewing. For snout beetles (weevils) the mouthparts are constructed into a long snout with the chewing apparatus located on the end. Beetles undergo complete metamorphosis. Refer back to Figure 31.

Many beetles feed on trees, shrubs, and herbaceous plants including turfgrass roots. In several situations, the adults and larvae can be pests. The Japanese beetle (Figure 34) is a good example. It feeds on the roots of many plants, particularly the roots of turfgrasses, and the adults feed on close to 300 species of plants that include ornamental trees, shrubs, vegetables, vines, flowers, and weeds (Vittum et al, 1999).

Figure 34. Japanese beetle adults cause leaf skeletonization while feeding.

On the other hand, beetles in the family Cerambycidae (longhorn beetles) are wood borers in the larval stage, but the adults rarely feed to the point of being considered pests of desirable garden and landscape plants.

The Asian longhorn beetle (Anoplophora glabripennis) an introduced pest from Asia, is the most recognizable cerambycid pest to hardwood trees in the Northeast of recent years. It is a very destructive larval wood borer, but the adult does not feed to pest status.

There are thousands of species of beetles and they range from plant feeders to decomposers. Some are predators, others are fungal feeders, and a few are parasitic (Borer et al (1989).

Figure 35. Flea beetle damage on plantain.

Beetle adults will chew leaves the larvae feed on roots and bore into herbaceous stems and wood. Beetles in the family Chrysomelidae (a large family of leaf chewers) are called leaf beetles. Well-known beetles in this family are the Colorado potato beetle (Leptinotarsa decemlineata) and the lily leaf beetle (Lilioceris lilii). Most beetles in the Chrysomelidae family have a feeding behavior similar to the Homoptera and Hemiptera, in that the chrysomelid larvae feed on the same host as the adults. What is different is that many chrysomelid larvae are leaf skeletonizers, whereas the adults make holes in the leaves. The combination of skeletonization and holes in leaves is evident with many leaf beetles including the viburnum leaf beetle (Pyrrhalta viburni) and the imported willow leaf beetle (Plagiodera versicolor) (Cranshaw, 2004). Characteristic beetle leaf damage is generally holes in the leaves (Figure 35). An exception is the black vine weevil (Otiorhynchus sulcatus), which feeds at night on the edges of rhododendron and yew leaves and makes the characteristic leaf notch shown Figure 36.

Figure 36. Leaf notches from black vine weevil (Otiorhynchus sulcatus).

Damage to leaves by small caterpillars, snails, and slugs can be confused with beetle damage (Figure 37). This easy confusion demonstrates the importance of a gardener properly identifying the host plant and properly investigating the type of damage. See the resources list below for good books on insect identification specific to garden plant species.

Figure 37. Leaf damage from caterpillars, snails, or slugs may be confused with beetle damage. Illustrated here is a hosta leaf with slug damage.

To summarize, common beetle damage to leaves includes partial leaf consumption leaving behind main leaf veins, leaf holes of various sizes, leaf skeletonizing (both leaf surfaces are removed, leaving the veins exposed), and window pane damage (one leaf surface is fed upon leaving the other surface intact allowing light penetration).

Order: Hymenoptera (Bees, Ants, Wasps, Sawflies, and Parasitic Wasps)

This order includes many beneficial insects, most of which are in the class Hexapoda. Insects in this order generally have four membranous wings and the hind wings are smaller than the front wings however, some species are wingless. The mouthparts are mandibulate (chewing), yet some species have modified mouthparts for liquid uptake (bees). Metamorphosis is complete. Larvae are maggot-like or grub-like (Borer et al, 1989).

The Hymenoptera comprise insects that display social organization (i.e. colonies) such as honey bees, hornets, yellowjackets, and ants to name a few. There are several species in this large order that do not live in a group or colony, but are solitary. Solitary species include the parasitic wasps and bees that prey on other insects, leafcutting bees, some digger bees, and stem sawflies. (Borer et al, 1989).

Several solitary species that are very important in natural biological control as parasites on other insects include species in the following families: Braconidae, Ichneumonidae, Mymaridae, Eulophidae, Encyrtidae, Chalcididae, and a few other families. Many species are egg or larval parasites of insects, spiders, and spider egg sacs (Borer et al, 1989).

Major plant pests in the Hymenoptera are the sawflies. Sawfly larvae feed on both deciduous and evergreen trees and shrubs. Larvae are fleshy, mostly non-hairy and caterpillar-like. There are several plant feeding families of sawfly. Depending on the family, certain species feed on broadleaved and needle foliage, cones, catkins, stems, fruits, and wood. A few are gall makers and leaf miners (Figure 38). Not all sawflies are pests that cause economic damage to plants (Borer et al, 1989).

Figure 38. Cup gall on White Oak.

The birch leaf miner (Fenusa pusilla) is a sawfly that makes brownish colored blotches in birch leaves (Borer et al, 1989). The elm leaf miner (F. ulmi) can be found mining and causing severe damage to elm leaves (Borer et al, 1989). Figure 39 shows sawfly damage on oak.

Figure 39. Sawfly damage on Black Oak.

Most sawflies encountered by the gardener and arborist will be in the family Tenthredinidae (common sawflies). The common roseslug (Endelomyia aethiops) (Figure 40) is in this family, and the larvae feed on the undersides of rose leaves causing leaf skeletonizing or window pane damage (Cranshaw, 2004).

Figure 40. Common roseslug.

Pine trees are attacked by the European pine sawfly (Neodiprion sertifer). The larvae feed in groups and have black heads and a light green body. Figure 41 shows a Midwestern species called the redheaded pine sawfly (Neodiprion lecontei). It also feeds on pines.

Figure 41. Typical pine sawfly damage is chewed needles that result in reduced needle length.

Although important pollinators, leaf cutter bees (Megachilidae: Megachile spp.) remove portions of leaves on many plants including roses, Virginia creeper, lilac, and ash (Cranshaw, 2004). They use the leaf portions to construct nest cells (Cranshaw, 2004).

The Hymenoptera include some very important pollinators such as honey bees (Apis spp.), bumblebees (Bombus spp.), and several wasp species.

Plant Damage and Associated Insect Order

The feeding habits of insects reveal which group they are in. The following summary of plant damage will help you narrow down or discern the pest you are interested in managing. It helps considerably if you properly identify the plant in question before you begin your investigation of the specific pest.

  • Leaves that display distortion, puckering and/or curling yellowing of leaves with accompanying honey dew = Homoptera.
  • Spittle on stems of field and meadow plants (some woody plants) = Homoptera
  • Leaves that display distortion with no honey dew = Thysanoptera.
  • Leaf stippling or spotting. Stipple spots are small, whitish or light colored, sometimes dark colored = Hemiptera and Homoptera possibly Thysanoptera.
  • Leaf cutting (semicircular), and notching = Hymenoptera and Coleoptera.
  • Leaf holes = Coleoptera, Lepidoptera, and the non-insect group of slugs and snails.
  • Leaf miners that cause serpentine mines and/or blotches = Diptera, Hymenoptera, and Lepidoptera.
  • Leaf skeletonizing (veins exposed) or window pane (only one leaf surface has been removed by feeding) = Coleoptera and Hymenoptera.
  • Leaves tied or rolled with silken threads = Lepidoptera.
  • Pine needles reduced in size = Hymenoptera.

When you observe the signs of specific plant damage, you can better select the possible pest or pests from the insect orders listed above. Most garden plant damage done by insects will fall into these insect orders. Good luck with your plant pest diagnosis.

Print and Internet Resources

Borror, D. J., C. A. Triplehorn, and N. F. Johnson. 1989. An Introduction to the study of Insects. 6th ed. Saunders College Publishing, Harcourt Brace College Publishers, New York. 875p. Note: this is the standard college entomology textbook of insect taxonomy and biology many editions with the first in 1954.

Cranshaw, W. 2004. The ultimate guide to backyard bugs. Garden Insects of North America. Princeton University Press, Princeton, New Jersey. 656p. Note: This is a great book covering all major garden and landscape insect and mite pests. Color photographs. An appendix on host plant genera and associated insect and mite pests is included.

Davidson, J. A. and M. J. Raupp. 2010. Managing Insects and Mites on Woody Plants: an IPM Approach. Second Edition. Tree Care Industry Association, Londonderry, New Hampshire. 165p. Note: This book gives an Integrated Pest Management (IPM) approach to insect pest control on woody plants. It reviews IPM practices and techniques, biological control organisms, monitoring for insect pests by month and host plants, plant damage symptoms and control strategies. Color photos and black and white illustrations.

Deardorff, D and K. Wadsworth. 2009. What’s wrong with my Plant? (And how do I fix it?): A visual guide to easy diagnosis and organic remedies. Timber Press, Portland, Oregon. 451p. Note : This book is very user friendly with color drawings and color photos. You can diagnose a plant problem easy and accurately.

Hartman, J. R., T. P. Pirone and M. A. Sall. 2000. Pirone’s Tree Maintenance. 7th ed. Oxford University Press, Inc., New York. 545p. Note: this book is best used to narrow down the pest you don’t know that is on a tree that you do know. Insects and diseases.

Johnson, W. T. and H. H. Lyon. 1991. Insects That Feed On Trees And Shrubs. 2nd ed (revised). Cornell University Press, Ithaca, N.Y. 560p. Note: this book is the most widely used in tree and shrub pest control. Gives the biology of insect pests and associated tree and shrub host plants. Color photos.

Powell, C. C. and R. K. Lindquist. 1992. Ball Pest & Disease Manual. Disease, insect and mite control on flower and foliage crops. Ball Publishing, Geneva, Illinois. 332p.

Pirone, P. P. 1978. Diseases & Pests of Ornamental Plants. 5th ed. John Wiley & Sons, New York. 566p. Note: this book is best used to narrow down the pest you don’t know that is on a plant that you do know.

Vittum, P. J., M. G. Villani and H. Tashiro. 1999. Turfgrass Insects of the United States and Canada. 2nd ed. Cornell University Press, Ithaca, New York. 422p. Note: the most comprehensive text on insect and mite pests infesting turf. Color photos.

References on Pollinators

Holm, H. 2014. Pollinators of Native Plants. Pollinator Press LLC, Minnetonka, Minnesota. 305p. Note: excellent color text on all of the major plant pollinators.

Shepherd, M., S. L. Buchmann, M. Vaughan, and S. H. Black. 2003. Pollinator Conservation Handbook. The Xerces Society, Portland, Oregon. 145p. www.xerces.org.

Internet Resources

The following websites are standard and trustworthy institutions for insect pest and plant disease information.

University of Massachusetts Cooperative Extension, www.UMassGreenInfo.org. Sign up for the free landscape message to keep current about the major landscape pests.

University of New Hampshire Cooperative Extension, http://www.extension.unh.edu/

University of Maine Cooperative Extension, http://www.extension.umaine.edu/

University of Vermont Cooperative Extension, http://www.uvm.edu/extension/

University of Connecticut Cooperative Extension, http://www.extension.uconn.edu/

The most comprehensive website about all invasive organisms in the United States is www.invasive.org. This website does not give control measures, but shows in photographs what the insects look like. The site covers all types of pests: insects and insect relatives, invasive plants, and plant disease organisms.

Literature Cited

Borror, D. J., C. A. Triplehorn, and N. F. Johnson. 1989. An Introduction to the study of Insects. 6th ed. Saunders College Publishing, Harcourt Brace College Publishers, New York. 875p.

Carr, Anna. 1979. Rodale’s Color Handbook of Garden Insects. Rodale Press, Emmaus, Pennsylvania. 241p.

Cranshaw, W. 2004. The ultimate guide to backyard bugs. Garden Insects of North America. Princeton University Press, Princeton, New Jersey. 656p.

Pirone, P. P. 1978. Diseases & Pests of Ornamental Plants. 5th ed. John Wiley & Sons, New York. 566p.

Powell, C. C. and R. K. Lindquist. 1992. Ball Pest & Disease Manual. Disease, insect and mite control on flower and foliage crops. Ball Publishing, Geneva, Illinois. 332p.

Vittum, P. J., M. G. Villani and H. Tashiro. 1999. Turfgrass Insects of the United States and Canada. 2nd ed. Cornell University Press, Ithaca, New York. 422p.

Sobre el Autor

Bruce Wenning is a horticulturist at The Country Club in Brookline, MA. He has university degrees in plant pathology and entomology. He has been on the ELA Board since 2003. Bruce worked for turfgrass entomology professor, Dr. Patricia Vittum in the 1980s at The UMass Suburban Experiment Station, Waltham. Bruce also taught and teaches about landscape insect pests for Arlington Community Education and local garden clubs.

Each author appearing herein retains original copyright. Right to reproduce or disseminate all material herein, including to Columbia University Library’s CAUSEWAY Project, is otherwise reserved by ELA. Please contact ELA for permission to reprint.

Mention of products is not intended to constitute endorsement. Opinions expressed in this newsletter article do not necessarily represent those of ELA’s directors, staff, or members.


Watch the video: Cómo eliminar pulgones de forma casera?


Artículo Anterior

Pepinos en el huerto de la región de Moscú: cómo elegir y cultivar en 2020

Artículo Siguiente

Cultivo de menta a partir de semillas: aprenda a plantar semillas de menta